Terror yanqui con acento cañí

0

No es ningún secreto que algunos directores se sienten limitados haciendo televisión. Para ellos, la peli es su peli, y en una serie están supeditados en mayor o menor medida a un ‘showruner’, a una productora, a unas prisas, a unos esquemas que no son los suyos. Para muchos, hacer una serie es un trabajo de mercenario. O sea, como para el resto de los mortales, solo que ellos se ven en la necesidad de justificarlo: “yo hago tele, pero prefiero el cine”. Ojo, digo para muchos. Para otros es un privilegio formar parte de un esfuerzo conjunto aunque ellos no recojan la gloria de la autoría. Es el caso de Paco Cabezas, que esta semana presentó en Madrid el primero de los capítulos que ha dirigido para Penny Dreadful.

BOTÓN ESPAÑOL

Leave A Reply