Remington Steele, la transgresora serie en la que la jefa era ella

0

Corría el año 1982. Dolly Parton se desgañitaba desde todas las emisoras de radio cantando qPOOL 04ue las mujeres currantes de nueve a cinco estaban hasta el moño de tanto potreo por parte de sus jefes (“Usan tu mente y no te reconocen ningún mérito, suficiente para volverte loca si les dejas”) cuando Laura Holt apareció por primera vez en el prime time de NBC con la siguiente confesión: “Déjenme que les cuente un oscuro y misterioso secreto: el gran detective Remington Steele no existe. Yo lo inventé. Siempre me gustaron las emociones fuertes, así que estudié, aprendí el oficio y monté una agencia que llevaba mi nombre. Pero nadie en absoluto llamó a mi puerta. Una mujer detective privado sonaba tan… femenino. Así que me inventé un superior, masculino, por supuesto. De repente, empezaron a llover casos, no para
ba de trabajar”. La protagonista de la nueva serie de investigadores de la cadena parecía haber dado con la solución para eliminar al jefe sin sangre: ser ella la jefa y fingir que reportaba a un tío que, en realidad, no existía.
VANITY FAIR Lee

Leave A Reply